Grupos de Trabajo

Introducción

México es un país semi-arido en el que la población se ha cuadriplicado de 1950 a la fecha, lo que ha reducido el volumen anual per cápita del vital líquido en la misma proporción. Adicionalmente, la distribución del agua no es uniforme, ya que el 69 por ciento se encuentra en el sureste del país, donde habita poco menos del 30 por ciento de la población, y sólo el 31 por ciento del volumen está en el centro y norte del territorio, donde habita más del 70 por ciento. Por otra parte, poco más del 75 por ciento del agua está destinada al sector agrícola, el 15 por ciento para el uso público urbano, el 4 por ciento al sector industrial y el resto para otros usos, no obstante que, la industria autoabastecida contribuye con aproximadamente el 50 por ciento del total de la recaudación por concesiones de agua. En este contexto, es fundamental la certeza jurídica en las concesiones, así como los incentivos para el uso eficiente.

consumo-energetico

Teniendo en cuenta la necesidad de que el país crezca económicamente –por ejemplo, duplique su producto interno bruto per cápita hacia el 2030- las preguntas a plantear son ¿Qué tendríamos que hacer? y ¿En qué tendríamos que invertir? para lograr dicho crecimiento.

La ruta de dicho desarrollo constituye otro reto importante si se busca hacerlo de manera sustentable y eficiente, cuidando evitar la degradación de nuestros recursos naturales, así como transitando hacia una economía de bajo carbono basada de la eficiencia energética, y en el aprovechamiento de energías renovables.

Los grupos de trabajo, en el desarrollo de sus proyectos, se encargan de tener un intercambio constante de ideas con diferentes actores del sector público y privado con objetivos como identificar las barreras existentes para la inversión en acciones que promuevan el crecimiento verde.